EE.UU.: El Tribunal de apelación se pronuncia sobre el uso de una obra musical sin autorización del titular de los derechos de autor 17/jul/2020

Verónica Belén Bernal Castañeda. Derechos PI/ Jurisprudencia

El pasado 3 de febrero de 2020, el Tribunal de Apelación del Segundo Circuito de Estados Unidos (United States Court of Appeals, Second Circuit) en adelante el Tribunal de Apelación, emitió la sentencia del asunto C- 19-28, en la cual, se pronunció sobre el uso justo (fair use) de una obra musical.

Esta sentencia fue emitida al marco del litigio entre Estate Of James Oscar Smith y Hebrew Hustle, Inc., (demandantes), y Aubrey Drake Graham y otros (demandados), mediante el cual, las demandantes apelaron la sentencia emitida el 30 de mayo de 2017 por el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos de Nueva York (United States District Court for the Southern District of New York), mediante la cual, se determinó que  no se acreditaba la infracción de derechos de autor por el uso de 35 segundos de la canción titulada “Jimmy Smith Rap” en la canción titulada “Pound Cake”, debido a que el tribunal consideró que se trató de un uso justo de dicha obra.

En este sentido, al amparo de la posibilidad de utilizar de manera justa una obra protegida por derechos de autor en aras de promover el progreso de la ciencia y las artes, el Tribunal de Apelación confirmó el criterio dictado en primera instancia, y determinó que el uso de 35 segundos de la canción “Jimmy Smith Rap” en la canción “Pound Cake” se trató de un uso justo conforme al propósito y el carácter del uso, la naturaleza de la obra, la cantidad y la sustancialidad de la parte utilizada en relación con el trabajo con derechos de autor en su conjunto, y el efecto del uso sobre el mercado potencial o el valor de la obra.

Al respecto, el fallo del Tribunal de Apelación determinó que el uso de la obra “Jimmy Smith Rap” en la canción “Pound Cake” fue justo, debido a que se usó parte de la obra para un propósito y carácter distinto del que fue creado y por tanto, dicha obra fue transformada ya que el mensaje de  “Jimmy Smith Raptrata sobre la supremacía del jazz en detrimento de otros tipos de música que a diferencia del jazz, no durarán, y por otro lado, la canción “Pound Cake" envía un mensaje contrario, al manifestar que el género jazz no es el que reina, sino toda la música real independientemente del género.

Adicionalmente, respecto a la cantidad y la sustancialidad de la parte utilizada de la obra, el Tribunal de Apelación determinó que fue razonable en relación con el propósito de su uso ya que la parte del mensaje de la obra de las demandantes que se usa en la canción “Pound Cake" fue necesario para transmitir su propio mensaje consistente en que el atributo principal de la música es su autenticidad y no el proceso de producción de dichas obras.

Finalmente, en cuanto al efecto del uso de la obra sobre el mercado potencial o el valor del trabajo protegido por derechos de autor, que se encuentra enfocado en determinar si el uso de la obra secundaria se apropia indebidamente de la demanda de la obra primigenia y pueda servir como un sustituto del mercado, el fallo del Tribunal de Apelación señaló que no existe evidencia de que la canción “Pound Cake"  se apropie de la demanda en el mercado de “Jimmy Smith Rap” o que de otra manera cause un efecto negativo en el mercado.

Al marco de lo anterior, el criterio del uso justo de una obra musical se puede complementar también con el análisis que publicó este Instituto Autor con antelación de la sentencia emitida en el asunto IZR 115/16, por el Tribunal Federal de Justicia de Alemania en virtud de las directrices dictadas por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, en el cual, se estableció que cuando un usuario, en el ejercicio de la libertad de las artes, extrae una muestra sonora de un fonograma para usarla de forma modificada y que no resulte reconocible al escucharla en una nueva obra, procede considerar que tal uso no constituye una reproducción en el sentido del artículo 2, letra c), de la Directiva 2001/29/CE, además de que no se considerará copia de una obra cuando no se incorpore la totalidad o parte sustancial de un fonograma.

 

Fuente: Estate Of Smith V. Cash Money Records, Inc. y fallo del caso 19-28, Estate of James Oscar Smith v. Jay Z 02/03/2020

No te pierdas nuestra newsletter

Te enviaremos máximo un email por semana y no compartiremos tu email con terceros.